📧contact@ppgloballogistics.com | 📞+1 (956) 415-3708

Nuevo México quiere ‘destronar’ a Texas y ser el ‘mejor amigo’ de AMLO para comercio con EU

Unos 40 kilómetros al oeste de El Paso, en una porción no incorporada del desierto de Chihuahua donde los contenedores de transporte superan en número a los humanos, Nuevo México está trabajando para convertir un tranquilo cruce fronterizo en un puerto internacional que compita con todo lo que Texas tiene para ofrecer.

Es, desde todos los puntos de vista, un plan tremendamente ambicioso. El pequeño y polvoriento puesto de avanzada, ubicado en las afueras de la localidad de Santa Teresa, recibe una quinta parte del tráfico de camiones que transita por el cruce de El Paso. El área circundante tiene menos de una décima parte del espacio de bodegaje de su rival; y casi no hay viviendas en el área para que vivan los aspirantes a trabajadores portuarios.

Los defensores del plan no se desaniman. Dicen que la falta de congestión en el área, líneas de trenes de carga cercanas e impuestos a la propiedad más baratos lo favorecen, al igual que un auge del nearshoring â€“esto es, que multinacionales construyan más fábricas en la región para acercar la producción a su destino final en el mercado estadounidense–, que está impulsando un aumento en el comercio transfronterizo.

Y también hay otro factor crucial: la decisión que tomó en abril el gobernador de Texas, Greg Abbott, de aumentar las inspecciones a los camiones de carga —como parte de una ofensiva contra la inmigración indocumentada en un año electoral— provocó grandes retrasos en los envíos que llevaron a que millones de dólares en exportaciones de alimentos mexicanos se descompusieran.

Las autoridades de México estaban indignadas. Rápidamente determinaron que necesitaban disminuir su dependencia de Texas y acelerar los esfuerzos para ayudar a fomentar el desarrollo del puerto de Nuevo México.

Quizás, al final, toda la iniciativa fracase. Después de todo, es una posibilidad remota. Pero antes ya han nacido proyectos más locos y menos viables económicamente a partir de disputas políticas. Y esta es bastante intensa. El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó a Abbott, calificándolo de “deshonesto” y “exagerado” por los comentarios que ha hecho sobre los inmigrantes y su uso de la Guardia Nacional para patrullar la frontera.

Las inspecciones de camiones, acusó López Obrador, solo fueron un recurso político para ganar votos. Unos días después de que comenzaran, la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, anunció que el Gobierno mexicano redirigirá una ruta ferroviaria para que pase por Nuevo México en lugar de Texas.

Con información del FINANCIERO

https://www.elfinanciero.com.mx/mundo/2022/08/29/nuevo-mexico-quiere-destronar-a-texas-y-ser-el-mejor-amigo-de-amlo-para-comercio-con-eu/